Objetivos recomendados para cámaras Sony mirrorless

Algunos objetivos recomendados para cámaras Sony Alpha de la serie a6000: a6000, a6300, a6500. Es decir, qué objetivos me compraría para empezar a sacar más partido y más posibilidades a mi cámara Sony.

Las cámaras mirrorless de la serie a6000 y a5000, sucesoras de las Sony NEX, son cámaras con sensor APS-C. La gama alta de las mirrorless de Sony son la serie a7/a9 con sensor Full Frame.

 

Índice rápido de contenidos:

 

 

 

Introducción a la montura E de Sony

Las cámaras sin espejo de Sony utilizan la montura E, que comenzó a usarse con la serie NEX.

Como ocurre con otros sistemas (Canon, Nikon, etc.) hay objetivos diseñados para cámaras con sensor Full Frame (serie a7/a9) y objetivos diseñados para cámaras con sensor APS-C (NEX, serie a6000 y serie a5000).

Un objetivo para Full Frame funcionará correctamente en cualquier cámara del sistema. Un objetivo diseñado para sensor APS-C se podría usar en una cámara con sensor Full Frame, pero produciría viñeteo (una zona oscura alrededor de la imagen)

En general, los objetivos diseñados para sensor Full Frame son más caros y pesados, ya que la óptica tiene que cubrir una superficie mayor. En el caso de Sony, los objetivos para Full Frame suelen venir indicados con la abreviatura FE

En este artículo nos centramos en las series a6000 / a5000 (sensores APS-C) y está orientado a usuarios aficionados y aficionados avanzados que buscan complementar su equipo con objetivos adicionales.

 

Objetivos SEL vs SAL

También hay que tener en cuenta que Sony usa una montura diferente para sus cámaras réflex, la montura Sony A, que no es compatible con la montura E.

Los objetivos para montura A suelen venir denominados como SAL (Sony A Lenses)

Los objetivos para montura E suelen incluir las siglas SEL (Sony E Lenses)

Se pueden usar objetivos SAL en cámaras de montura E mediante un adaptador de Sony, pero en general es preferible usar los objetivos propios del sistema.

 

Nota sobre objetivos estabilizados (OSS). Si tienes la Sony a6500 puedes mirar objetivos no estabilizados (normalmente más baratos) ya que la propia cámara incluye estabilización de 5 ejes en el cuerpo

 

Objetivos fijos recomendados

Dentro de este apartado vamos a comentar los objetivos fijos que yo recomendaría para dar el primer paso, es decir, ese primer objetivo que me compraría para complementar al objetivo de kit que suele venir junto a estas cámaras (Sony 16-50mm f/3.5-5.6 OSS)

Como ocurre con todos los sistemas, y como regla general, los objetivos fijos (prime) suelen ofrecer una calidad óptica superior (más apertura, más nitidez), mientras que los objetivos zoom (focal variable) aportan más flexibilidad a la hora de trabajar.

Todos solemos tener unas distancias focales favoritas o con las que más a gusto nos sentimos cuando hacemos fotografía o vídeo. Muchas veces es algo inconsciente. Por ejemplo si has estado haciendo fotos con el objetivo de kit prueba a hacer una selección de las fotos que más te gustan, sobre todo centrándote en el encuadre. A partir de esa selección mira las focales utilizadas en cada foto y haz una especie de histograma o estadística con las focales que sueles utilizar más a menudo.

Si aparece alguna focal que se repite mucho, sería una señal clara de que te compensaría tener un objetivo fijo con una focal cercana a ésa que sueles usar

Si trabajas con todo el rango focal de tu objetivo de kit, seguramente tu siguiente paso sería mirar un objetivo zoom con mayor calidad óptica. De todas formas yo recomiendo invertir en algún objetivo fijo, ya que la experiencia es diferente, tanto a la hora de fotografiar como en los resultados obtenidos.

 

Vamos con los objetivos fijos recomendados:

Sony E 50mm f/1.8 OSS APS-C

Esta sería probablemente mi primera elección por el salto que supone con respecto al objetivo de kit, en cuanto a calidad óptica y en cuanto a posibilidades artísticas (fondos desenfocados en retratos, etc.)

En las cámaras APS-C la focal equivalente sería de 75mm, que va muy bien para retrato. Gracias a su gran apertura se pueden conseguir fácilmente fondos desenfocados con un bonito bokeh

Es un objetivo muy nítido, sobre todo si cerramos un poco el diafragma. A máxima apertura puede suavizar un poco en las esquinas.

PROS:

  • Relación calidad precio
  • Muy nítido, permite aprovechar toda la resolución y calidad de los sensores Sony
  • Muy buen sistema de estabilización óptica
  • Muy bueno para fotografía de retrato
  • Muy bueno para vídeo (p.e. canales en los que aparece un protagonista principal y se quiere desenfocar el fondo para centrar la atención)

CONTRAS:

  • A máxima apertura puede suavizar un poco en las esquinas
  • El enfoque manual es de tipo ‘by wire’, es decir el anillo de enfoque mueve un control electrónico que actúa sobre el motor de enfoque, no es un sistema de enfoque mecánico. En vídeo, cuando se utiliza enfoque manual es más recomendable un sistema de enfoque mecánico para ‘marcar’ las posiciones exactas de enfoque.

ALTERNATIVAS:

 

 

Sigma 60mm f/2.8 APS-C

Este objetivo sería una alternativa al Sony 50mm f/1.8 OSS, en un rango focal muy similar, quizás más orientado a retrato.

Como ocurre con estos objetivos de Sigma, el 60mm f/2.8 destaca principalmente por su relación calidad precio, es un objetivo relativamente barato que ofrece una muy buena calidad óptica, a la altura del 50mm de Sony o quizás un pelín por encima en cuanto a nitidez.

Con respecto al Sony 50mm perdemos más de un paso de luz a máxima apertura y también el estabilizador óptico, ya que el Sigma no lo incluye.

La focal equivalente en cuanto a ángulo de visión en un sensor APS-C es de 90mm, muy buena focal para retrato.

En definitiva, el Sigma 60mm f/2.8 es un gran objetivo que se puede conseguir a buen precio. Si tu presupuesto te lo permite seguramente el 50mm f/1.8 es una opción más completa y flexible, pero si compras el Sigma 60mm f/2.8 no te va a decepcionar.

 

PROS:

  • Relación calidad precio
  • Muy nítido, gran calidad óptica
  • Muy bueno para fotografía de retrato
  • Es un objetivo pequeño y ligero

CONTRAS:

  • Con respecto al Sony 50mm f/1.8 pierde más de un paso de luz a máxima apertura
  • No tiene estabilizador óptico. A mano alzada tendremos que disparar con velocidades de obturación superiores a 1/90 segundos

ALTERNATIVAS:

 

 

 

Sony 35mm f/1.8 OSS APS-C

Una de las limitaciones del 50mm f/1.8 es que su focal queda algo larga (es un teleobjetivo corto en cuanto a ángulo de visión) para muchas situaciones, sobre todo si queremos hacer fotografía callejera o de paisajes, o si por ejemplo queremos grabar vídeo en un espacio reducido.

Los 35mm equivalen en las cámaras APS-C a un 52.5mm en cuanto a ángulo de visión, que se correspondería con un objetivo ‘normal’, es decir, estaría en un rango similar a la percepción de la visión humana.

Esta focal es muy polivalente y prácticamente sirve para casi cualquier tipo de fotografía: callejera, retrato, paisajes…

En concreto, el Sony 35mm f/1.8 OSS estaría al nivel del 50mm f/1.8 como mi primera elección, y aquí sería más bien cuestión de preferencias personales o estilo de fotografía / vídeo (también del presupuesto que tengamos). El 50mm f/1.8 estaría un poco más orientado a retrato y el 35mm f/1.8 sería más polivalente al tener un ángulo de visión más amplio.

Es un objetivo pequeño y ligero, perfecto para llevar a cualquier parte, tanto montado en la cámara, como en un bolso pequeño o incluso en el bolsillo de la chaqueta.

El Sony 35mm f/1.8 incluye estabilizador óptico, que nos puede ayudar a minimizar la trepidación en situaciones delicadas disparando a mano alzada con velocidades de obturación del orden de 1/50 segundos o más lentas.

 

PROS:

  • Muy nítido, sobre todo a partir de f/2.8 – f/4
  • Apertura de f/1.8 que permite conseguir fondos desenfocados con facilidad y trabajar con poca luz ambiente
  • Focal muy polivalente tanto para fotografía como para vídeo
  • Incluye estabilizador óptico (OSS)
  • Pequeño y ligero, perfecto para viajes y para llevarlo siempre encima

CONTRAS:

  • Precio. Bastante más caro que el 50mm f/1.8
  • Enfoque manual de tipo ‘by wire’, es decir el anillo actúa electrónicamente sobre el motor de enfoque, no mecánicamente. Para vídeo, si vamos a usar enfoque manual, es más útil el anillo de enfoque mecánico para ajustar exactamente los puntos de enfoque de la escena. Si no vas a usar enfoque manual en vídeo esta característica no es tan importante.

ALTERNATIVAS:

 

 

Sigma 30mm f/2.8 APS-C

Esta sería una alternativa con muy buena relación calidad precio al Sony 35mm f/1.8

Es cierto que el Sigma 30mm f/2.8 no es un objetivo tan luminoso y que además no tiene estabilizador óptico, pero la calidad óptica en cuanto a nitidez está a la altura del Sony y el precio es mucho más bajo.

La focal equivalente en cuanto a ángulo de visión sería de 45mm, muy polivalente, para casi cualquier tipo de fotografía

Es un objetivo pequeño y ligero, que armoniza muy bien con las mirrorless de las series a6000 / a5000

 

PROS:

  • Relación calidad precio
  • Muy buena calidad óptica, muy nítido incluso a f/2.8
  • Focal muy polivalente
  • Tamaño y peso reducido

CONTRAS:

  • No tiene estabilización óptica
  • Aunque es luminoso no va a ser tan fácil conseguir fondos desenfocados como con un 50mm f/1.8 por ejemplo o con respecto al 35mm f/1.8
  • Los objetivos Sigma utilizan un sistema de autoenfoque magnético, cuando no están conectados parece que hay piezas sueltas en su interior, pero es totalmente normal. No es un inconveniente, simplemente algo molesto o preocupante si no sabes el motivo
  • La velocidad del sistema de enfoque está dentro de la media, no es de los más rápidos, pero responde bien

ALTERNATIVAS:

 

 

 

Sigma 30mm f/1.4 DC DN

Esta sería otra alternativa muy interesante en el rango focal de los 30mm, y competencia directa del Sony 35mm f/1.8 OSS.

La principal ventaja de este objetivo es la apertura extra con respecto a f/1.8, que correspondería a 2/3 de paso de luz (más de medio paso). No es un salto espectacular en cuanto a captación de luz pero nos puede ayudar en situaciones delicadas

Quizás esa apertura extra se note más cuando queremos conseguir fondos desenfocados para un determinado encuadre (con respecto a f/1.8). Además el Sigma 30mm f/1.4 tiene un diafragma de 9 palas frente a las 7 palas del Sony 35mm, con lo que se consigue un bokeh más fino.

La calidad óptica del objetivo es muy buena, en general por encima del Sony 35mm f/1.8, sobre todo en los bordes a máxima apertura. A partir de f/4 la calidad óptica es prácticamente indistinguible entre los dos objetivos.

Las dos desventajas fundamentales con respecto al 35mm f/1.8 son el tamaño / peso (el 30mm f/1.4 es mucho más voluminoso) y que el Sigma no dispone de estabilizador óptico.

 

PROS:

  • Relación calidad precio con respecto al Sony 35mm f/1.8
  • Apertura máxima de f/1.4 y diafragma de 9 palas
  • Distancia focal muy polivalente
  • Se considera uno de los mejores objetivos del sistema, sobre todo por relación calidad precio

CONTRAS:

  • El tamaño y peso son casi el doble que el Sony 35mm f/1.8. No es un objetivo excesivamente pesado, es más bien voluminoso, sobre todo con respecto al tamaño de las mirrorless de la serie a6000/ a5000
  • No tiene estabilizador óptico

ALTERNATIVAS:

 

 

Sigma 19mm f/2.8 APS-C

El Sigma 19mm f/2.8 tiene en una cámara APS-C una focal equivalente de unos 30mm en cuanto a ángulo de visión.

Es un objetivo luminoso que nos va a permitir conseguir fondos desenfocados, aunque no tan fácilmente como con los objetivos de más focal y apertura mayor: 50mm f/1.8, 35mm f/1.8 o el 30mm f/1.4

La calidad óptica de estos objetivos Sigma es muy muy buena, y la relación calidad precio imbatible dentro del sistema E de Sony.

No tiene estabilización óptica. La regla empírica dice que deberíamos disparar a mano alzada a una velocidad de 1/30 segundos o superior para evitar trepidación en la imagen. El estabilizador siempre viene bien como ayuda, pero en estas focales cortas no es un factor crítico.

Recuerda que si tienes una Sony a6500 no necesitarías objetivos estabilizados, ya que la cámara incorpora estabilización en el cuerpo.

 

PROS:

  • Relación calidad precio
  • Muy nítido
  • Objetivo polivalente para fotografía callejera, paisajes…
  • Es un objetivo pequeño y ligero, perfecto para llevarlo siempre con nosotros

CONTRAS:

  • No tiene estabilización óptica
  • El enfoque automático no es de los más rápidos
  • El anillo de enfoque manual es totalmente liso y a simple vista puede parecer que va a resbalar, pero el tacto es bueno, suave y es fácil de usar

ALTERNATIVAS:

 

 

 

Sony 20mm f/2.8 APS-C

En cuanto a focal y apertura, este objetivo es prácticamente idéntico al Sigma 19mm f/2.8, la única diferencia destacable es que se trata de un objetivo tipo pancake, más pequeño y ligero que el Sigma.

Es un objetivo perfecto para las cámaras de la serie a6000/a5000 porque nos permite llevar la cámara en el bolsillo de una chaqueta sin problemas.

Como ocurre con el Sigma 19mm, el Sony 20mm no tiene estabilización óptica. Deberíamos disparar a mano alzada a una velocidad de al menos 1/30 segundos (dado que la focal equivalente es 30mm) para evitar trepidación en la imagen.

Entre éste y el Sigma: en general el Sigma es ligeramente superior en cuanto a calidad de imagen, por ejemplo el Sigma es un poco más nítido en los bordes a máxima apertura.

 

PROS:

  • Es un objetivo pequeño y ligero, perfecto para llevarlo montado en la cámara y podemos llevar el conjunto en el bolsillo de una chaqueta
  • Ideal para fotografía callejera por ejemplo
  • El sistema de enfoque es un poco más rápido que el Sigma 19mm

CONTRAS:

  • No tiene estabilización óptica
  • Es un poco más caro que el Sigma y no ofrece la misma calidad óptica a máxima apertura (f/2.8) aunque a partir de f/4 la nitidez es muy similar en ambos

ALTERNATIVAS:

 

 

 

Objetivos zoom para complementar o sustituir al objetivo de kit

Como comentamos en el apartado anterior, los objetivos zoom (de focal variable) suelen tener una menor calidad óptica (nitidez, apertura..) pero como contrapartida suelen ser más flexibles a la hora de trabajar, ya que nos permiten modificar el encuadre sin desplazarnos por la escena.

Fabricar un objetivo zoom de gran calidad óptica es complicado, por ese motivo los objetivos zoom de gama alta suelen ser muy caros.

 

Sony 55-210mm f/4.5-6.3 OSS APS-C

Sería el complemento natural del objetivo de kit, para extender el rango focal hasta por encima de los 200mm, que ya es un teleobjetivo decente, teniendo en cuenta que en sensonres APS-C equivale a un 300mm en cuanto a ángulo de visión.

El Sony 55-210mm es ligero y no demasiado voluminoso para la focal que cubre, aunque en las cámaras de la serie a6000 / a5000 puede parecer al principio un poco aparatoso, sobre todo con el parasol puesto y extendido a 210mm

En cuanto a calidad óptica, este objetivo tendría unas prestaciones muy similares al objetivo de kit en cuanto a nitidez y contraste.

La apertura máxima está bastante limitada (f/4.5 a 55mm y f/6.3 a 210mm) con lo que será utilizable sobre todo en situaciones de buena luz. Cuando la luz no sea tan buena habrá que compensar subiendo ISO, la buena noticia es que los sensores de Sony aguantan bastante bien el ruido.

El Sony 55-210mm tiene estabilizador óptico, que siempre viene bien al disparar a mano alzada.

Yo lo recomendaría por ejemplo para viajes, para llevar la cámara ligera con el 16-50mm y el 55-200mm en la mochila para cubrir situaciones en las que necesitamos un teleobjetivo. Se puede usar también como objetivo de retrato pero nos limita su apertura.

 

PROS:

  • Precio
  • Tiene estabilizador óptico
  • No es demasiado voluminoso y pesa muy poco comparado con objetivos similares
  • Es el complemento perfecto para el 16-50mm, para ir con un rango focal muy amplio

CONTRAS:

  • La apertura nos puede limitar, sobre todo a 210mm, si las condiciones de luz no son buenas
  • La nitidez está en la media de este tipo de zooms de gama de entrada, similar al objetivo de kit
  • Con el parasol y totalmente desplegado queda algo descompensado con respecto al tamaño de estas cámaras, aunque al ser un objetivo ligero no afecta al uso y manejabilidad del conjunto

 

 

 

Sony 18-105mm f/4 OSS APS-C

Este objetivo ‘todoterreno’ de Sony es muy interesante, sobre todo para vídeo por su apertura constante en todo el rango focal.

Los objetivos todoterreno vienen bien por ejemplo para viajes o situaciones en las que no podemos o no queremos llevar varios objetivos, o en las que no vamos a tener tiempo para andar cambiando objetivos cada dos por tres.

En el caso del Sony 18-105mm, el objetivo cubre un rango muy amplio desde angular hasta teleobjetivo. Las focales equivalentes en cuanto a ángulo de visión serían 27mm hasta 158mm.

Este objetivo incluye estabilizador óptico. El zoom es motorizado, se controla a través de un botón situado en el lateral del objetivo (W/wide – T/tele ) o a través del anillo de zoom que es de tipo ‘by wire’, es decir, no opera mecánicamente.

El anillo de enfoque también es de tipo ‘by wire’, opera electrónicamente sobre el motor de enfoque.

El objetivo es grande, bastante voluminoso comparado con el tamaño de estas cámaras.

La calidad óptica del objetivo en cuanto a nitidez, está un poco por encima de los objetivos de kit (16-50mm por ejemplo) pero no llega a la nitidez de los objetivos fijos que hemos comentado en el apartado anterior.

 

PROS:

  • Cubre un amplio rango focal
  • Apertura constante en todo el rango de zoom. Es una característica muy apreciada en vídeo
  • Tiene estabilizador óptico
  • Calidad óptica muy uniforme en todo el rango focal
  • Es un objetivo con una construcción muy robusta

CONTRAS:

  • Voluminoso con respecto al tamaño de estas cámaras y quizás queda un poco descompensado
  • El zoom motorizado resta autonomía a la batería
  • El anillo de enfoque manual es de tipo ‘by wire’, para vídeo no es lo ideal
  • Precio

 

 

 

 

Objetivos recomendados para retrato

Para fotografía de retrato se suele usar una distancia focal en el rango de 75-135mm, pero lógicamente dependerá de las preferencias del fotógrafo y de las condiciones de la escena. Con distancias focales cortas, para un mismo encuadre, se produce una pequeña distorsión en las caras. Además, con distancias focales medias y largas es más fácil conseguir desenfocar el fondo para dar más protagonismo al sujeto principal de la escena.

También, para conseguir esos fondos desenfocados interesa que el objetivo tenga una gran apertura. Cuanto mayor sea la apertura máxima más fácil será conseguir una profundidad de campo pequeña.

Objetivos recomendados:

Sony 50mm f/1.8 OSS

Yo comenzaría con el Sony 50mm f/1.8 OSS. Es un objetivo muy versátil y muy usable en diferentes situaciones, tanto en fotografía como en vídeo. La focal equivalente es de 75mm

Sigma 60mm f/2.8

El Sigma 60mm f/2.8 sería mi segunda opción, también con una gran calidad óptica. La focal equivalente es de 90mm, más orientada a retrato, pero no es un objetivo tan luminoso (apertura menor) y por su focal menos polivalente que el 50mm

Samyang 85mm f/1.4

Otro objetivo interesante por relación calidad precio es el Samyang 85mm f/1.4, con el que se pueden conseguir unos desenfoques con un bokeh espectacular. El inconveniente es que se trata de un objetivo de enfoque manual y los resultados van a depender mucho de la pericia del fotógrafo, su paciencia y la situación (por ejemplo no estaría recomendado para escenas con mucho movimiento, niños moviéndose, etc.)

Sony 85mm f/1.8

Si te lo puedes permitir, el Sony 85mm f/1.8 es una bestia para fotografía de retrato, todavía en la gama media, con precios ‘asequibles’.

Objetivo manual antiguo 

Si tu presupuesto es ajustado puedes probar con un objetivo manual antiguo. En las cámaras mirrorless Sony es muy fácil usar objetivos manuales y puedes conseguir un objetivo más adaptador por relativamente poco dinero. Yo probaría por ejemplo algún 135mm f/2.8 antiguo. Se suele decir que no hay 135mm malo y suelen ser objetivos muy baratos. La distancia focal equivalente en tu Sony sería de unos 200mm, un poco larga, pero los resultados te van a sorprender en cuanto a calidad óptica y bokeh. Echa aquí un vistazo a la información más detallada de cómo usar objetivos antiguos, dónde conseguirlos, etc.

 

 

Objetivos para fotografía callejera

En este apartado cada uno tendrá sus propias preferencias, hay fotógrafos que prefieren centrarse más en el detalle (focal más larga) y otros que prefieren tener más ángulo de visión para captar la acción (focales más cortas)

El objetivo de kit de las Sony (16-50mm), sin ser una maravilla en cuanto a calidad óptica, sí es muy práctico por su tamaño y el rango focal que abarca, que cubrirá el 90% de las situaciones que podamos encontrar si no somos fotógrafos muy especializados.

Un objetivo fijo nos va a quitar esa flexibilidad, son las piernas del fotógrafo las que tienen que hacer de zoom para encuadrar una escena. Como contrapartida, la calidad de las fotos va a ser mayor y si se trata de un objetivo luminoso nos va a permitir hacer fotos en condiciones de luz menos favorables.

Otra ventaja de fotografiar con una determinada focal es que toda la serie (por ejemplo toda la sesión de una tarde caminando por una calle) va a tener más uniformidad, más coherencia. Pero bueno, aquí entraríamos en miles de debates sobre si esto o lo otro… Como digo, cada uno tiene sus preferencias, sus gustos y de lo que se trata es de disfrutar con la experiencia de fotografiar y con los resultados.

 

Sigma 30mm f/1.4

Yo personalmente quizás me quedaría como primera opción con el Sigma 30mm f/1.4. Esa focal de los 30-35mm equivale en las a6000 en cuanto a ángulo de visión con unos 50mm, que es la focal normal por excelencia en formato full frame. Elegiría el Sigma 30mm f/1.4 porque me cubriría desde paisaje hasta retrato y su luminosidad vendría bien para situaciones de menos luz, para conseguir un bokeh muy bonito…

Sigma 30mm f/2.8 | Sony 35mm f/1.8 OSS

Dentro de ese rango de 30mm el Sigma 30mm f/2.8 es otra gran opción a muy buen precio. Y el Sony 35mm f/1.8 OSS dispone del estabilizador óptico. Dependerá del presupuesto básicamente, cualquiera de las tres opciones son muy interesantes.

Sigma 19mm f/2.8 | Sony 20mm f/2.8

Si te gusta abarcar más en tus encuadres, en el rango focal de los 20mm (equivalente en APS-C a 30mm) tendrías por ejemplo el Sigma 19mm f/2.8 o el Sony 20mm f/2.8. El Sigma ligeramente superior en cuanto a calidad óptica y el Sony súper pequeño, de tipo pancake, que en las Sony mirrorless encaja como un guante y puedes llevar la cámara en el bolsillo de una chaqueta.

Sony 18-105mm f/4 OSS

También comentar que hay fotógrafos a los que no les gusta ser intrusivos, sobre todo si fotografían personas, y prefieren trabar con teleobjetivo y tener más flexibilidad a la hora de encuadrar. Si te identificas con este tipo de fotografía quizás un teleobjetivo zoom o un objetivo todoterreno como el Sony 18-105mm f/4 OSS sea una buena opción.

 

 

Objetivos para paisaje, arquitectura e interiorismo

Para este tipo de fotografía se suelen utilizar objetivos angulares y gran angulares. De lo que se trata es de tener un ángulo de visión amplio para recoger una escena completa, por ejemplo el interior de una habitación en el caso de interiorismo, o parte de un edificio en el caso de fotografía de arquitectura.

Las cámaras con sensor Full Frame son las que mejor aprovechan estos objetivos, ya que pueden usar todo el ángulo de visión. Las cámaras con sensor APS-C sólo recogen la parte central de la imagen y el ángulo de visión efectivo es menor. En este caso el factor de recorte juega en contra de las cámaras APS-C

Un ángulo de visión correspondiente a la focal de 24mm se puede considerar un buen punto de partida para este tipo de fotografía.

El objetivo de kit, Sony 16-50mm, a 16mm tiene un ángulo de visión equivalente a esos 24mm.

Para ir un poco más allá, más ángulo de visión y más calidad óptica, vamos a recomendar dos objetivos:

 

Rokinon / Samyang 12mm f/2 APS-C

Esta sería mi primera elección por calidad precio. Es una auténtica maravilla de objetivo por lo que cuesta. Muy nítido, muy luminoso.

Dependiendo de dónde lo compres lo puedes encontrar bajo la marca Samyang o Rokinon, pero es el mismo objetivo.

Es un objetivo manual, tanto el enfoque como la apertura se controlan de forma manual y no hay comunicación electrónica con la cámara. Pero ten en cuenta que en estas focales tan cortas es bastante sencillo enfocar ya que la profundidad de campo es muy grande.

El Samyang 12mm f/2 es pequeño, muy bien construido. Se adapta muy bien a las cámaras de la serie a6000 / a5000

A día de hoy es probablemente uno de los objetivos imprescindibles del sistema Sony si buscas un angular de gran calidad a un precio razonable.

 

PROS:

  • Relación calidad precio
  • Calidad óptica, es un objetivo muy nítido
  • Gran apertura, facilita la fotografía y vídeo en interiores
  • Es un objetivo con una construcción robusta

CONTRAS:

  • Enfoque manual, aunque como hemos comentado, con esta focal es muy fácil enfocar

 

 

 

Sony 10-18mm f/4 OSS APS-C

Otro gran objetivo para este tipo de fotografía de paisajes o arquitectura. Su principal inconveniente: el precio.

Yo lo recomendaría por ejemplo para usuarios que hacen fundamentalmente fotografía de paisajes (o arquitectura, etc.) es decir, usuarios que le van a dar un uso intensivo y pueden amortizar la inversión.

La ventaja sobre el Samyang /Rokinon es, además de ese extra en ángulo de visión, la facilidad de uso: enfoque automático, estabilizador óptico y más flexibilidad a la hora de encuadrar por su rango focal.

En las cámaras con sensor APS-C la focal equivalente iría de 15mm a 27mm en cuanto a ángulo de visión.

La calidad óptica es muy buena, la nitidez quizás está un poco por debajo del Samyang 12mm, pero hay que tener en cuenta que por regla general un objetivo fijo va a ofrecer ese extra de nitidez.

 

PROS:

  • Gran ángulo de visión: 10mm (15mm equivalentes)
  • Enfoque automático
  • Estabilizador óptico
  • Apertura constante f/4 en todo el rango focal, ideal para vídeo
  • Es pequeño y ligero

CONTRAS:

  • Precio
  • Con respecto al Samyang 12mm f/2: un poco menos de nitidez y 2 pasos de luz por debajo en apertura

 

 

 

Objetivos para deportes y naturaleza (aves, animales salvajes)

¿Qué tipo de objetivo interesa para este tipo de fotografía / vídeo?. Hablamos de situaciones en las que vamos a estar alejados de la escena, por lo tanto interesa un teleobjetivo, es decir, distancias focales por encima de los 100mm.

Para fotografía de aves y animales salvajes la distancia focal recomendada estaría a partir de los 300mm. Con distancias focales más cortas sería necesario utilizar aguardos (hides) o algún tipo de camuflaje que nos permita acercarnos lo suficiente.

Para fotografía de deportes (depende lógicamente del deporte en concreto) normalmente no es necesaria tanta focal, pero sí es recomendable un objetivo con la mayor apertura posible ya que necesitaremos una velocidad de obturación alta si queremos congelar la imagen. Un objetivo luminoso nos da un margen adicional para no tener que subir ISO en situaciones en las que la luz no es la ideal.

El problema es que la combinación de focal larga y gran apertura equivale a objetivos muy muy caros. Los objetivos nativos de Sony para focales grandes están en el entorno y por encima de los 1000 euros.

 

Teleobjetivos recomendados:

Sony 55-210mm f/4.5-6.3 OSS

Para las cámaras Sony de las series a6000 y a5000 quizás la recomendación inicial es el Sony 55-210mm f/4.5-6.3

Para fotografía de aves por ejemplo estaríamos en el límite de focal, serían unos 315mm equivalentes en cuanto a ángulo de visión debido al factor de recorte del sensor APS-C, pero es un objetivo que cumple bastante bien en condiciones de buena luz. Si las condiciones de luz no son tan buenas tendremos que tirar de ISO porque la apertura en el rango de los 210mm es muy pequeña.

 

Teleobjetivo antiguo de cámaras analógicas

Una opción económica podría ser buscar un objetivo antiguo (de cámaras analógicas). Con estos objetivos el enfoque y la apertura se controlan de forma totalmente manual, ya que no hay comunicación electrónica con la cámara. Los objetivos se pueden usar perfectamente en las cámaras mirrorless de Sony mediante un adaptador (un anillo pasivo, sin óptica, que simplemente adapta la montura del objetivo a la montura E de Sony). Aquí tienes más información sobre cómo usar y dónde buscar objetivos analógicos.

Algunas opciones interesantes:

Hay muchas opciones de diferentes fabricantes y monturas en el rango de 70-300mm, la calidad óptica es un poco inferior que la de los objetivos fijos, pero la focal variable aporta más flexibilidad.

 

Cámara compacta súperzoom como ‘segundo cuerpo’

Esta opción puede parecer un poco surrealista y alguno se subirá por las paredes, pero lo dejo como idea porque me parece una opción práctica por varias razones: precio, peso y facilidad de uso.

La idea es la siguiente: hay cámaras bridge súperzoom como la Panasonic FZ200 o la nueva FZ300 con unas ópticas excepcionales, con focales equivalentes de 600mm y apertura constante de f/2.8, que ofrecen una buenísima calidad de imagen en condiciones de buena luz. El único inconveniente es que su sensor es pequeño, y por tanto van a generar ruido cuando las condiciones de luz no sean tan buenas.

Son excelentes cámaras todoterreno, son relativamente ligeras y pequeñas (comparadas con un teleobjetivo luminoso) y el rango focal es impresionante.

Puedes salir al campo con la Sony mirrorless, con algún angular por ejemplo para fotografía de paisajes, y con la súperzoom como segunda cámara especializada para fotos de largo alcance.

Echa aquí un vistazo a las cámaras súperzoom recomendadas

 

 

Objetivos para viajes

Aquí habría tantas recetas como usuarios, porque cada uno tendrá unas necesidades concretas y unas preferencias.

¿Qué busco yo cuando voy de viaje (turismo)? Principalmente busco ir ligero de equipo para disfrutar del viaje en sí y de la fotografía. No me preocupa tanto la calidad extrema de las fotos o vídeos en cuanto a nitidez, sino que recojan la experiencia de lo que yo estoy viviendo en esos lugares.

Si te llevas un equipo pesado y complejo al final acabas haciendo las fotos con el móvil por no salir con tanto cacharro. Las cámaras Sony sin espejo son geniales precisamente porque son pequeñas y ligeras, y con todo ofrecen una calidad de imagen a la altura de cualquier réflex de las mismas gamas.

 

Mi propuesta sería:

Objetivos de kit: 16-50mm + 55-210mm

Esta creo que sería mi primera opción. El objetivo de kit 16-50mm iría siempre montado en la cámara, que llevaría a todas partes en una pequeña bolsa de transporte o en la mochila. Y para situaciones muy específicas en las que necesito una focal grande (edificios o lugares de interés situados a mucha distancia o poco accesibles) llevaría en la bolsa el Sony 55-210mm OSS

Tendría cubierto un rango focal muy amplio con un equipo pequeño que podría llevar siempre encima sin problema.

 

Sony 18-105mm f/4 OSS

Esta sería mi segunda opción, para ir con un único objetivo todoterreno y no tener que preocuparme de cambiar objetivos en ningún momento. La única pega de esta opción es que el 28-105mm es bastante voluminoso.

 

+ Objetivo luminoso

Para cualquiera de las combinaciones anteriores yo intentaría llevar un objetivo luminoso, por ejemplo alguno de los fijos en el rango de los 30mm (Sigma 30mm f/1.4 , Sony 35mm f/1.8 o Sigma 30mm f/2.8) o alguno del rango de los 20mm (Sigma 19mm f/2.8 o Sony 20mm f/2.8 pancake) según nuestras preferencias en cuanto a focal más usada.

La idea del objetivo luminoso es que seguramente durante el viaje haremos visitas a museos, interior de edificios históricos, etc. Con un objetivo de este tipo, pequeño, que podemos llevar fácilmente en la bolsa del equipo vamos a resolver mucho mejor esas situaciones sin tener que subir mucho el ISO

El Sony 50mm f/1.8 es genial si tenemos pensado hacer retrato o primeros planos, pero creo que se nos podría quedar un poco largo de focal en determinadas situaciones, en fotografía de interior por ejemplo. En cualquier caso es también un objetivo ligero.

 

 

¿Objetivos manuales antiguos?

Ya los hemos comentado en algún apartado anterior. Las cámaras mirrorless de Sony (todas las mirrorless en general) son perfectas para usar los objetivos manuales antiguos de las cámaras de película. Algunos de estos objetivos se pueden encontrar en el mercado de segunda mano por muy poco dinero y suelen tener una relación calidad precio increíblemente buena.

Ten en cuenta que esos objetivos sólo se pueden usar en modo manual: enfoque manual y control manual de la apertura del diafragma. Es un tipo de fotografía más reposada y no vale para todo el mundo ni para todas las situaciones. Estos objetivos no sustituyen a los objetivos modernos, son más bien un complemento para disfrutar de la fotografía de otra forma diferente.

Si te interesa el tema puedes echar un vistazo a este artículo sobre los objetivos manuales antiguos