Usar objetivos antiguos de cámaras analógicas en cámaras digitales

Las características de las cámaras sin espejo permiten usar multitud de objetivos antiguos de cámaras analógicas que podemos encontrar en el mercado de segunda mano a buen precio.

Antes de seguir leyendo, una advertencia: el mundo de los objetivos manuales antiguos es como una droga, si te enganchas estás perdido 🙂  No, en serio, es un tema apasionante en el que se mezcla la fotografía, la historia, el coleccionismo y una experiencia diferente a la hora de hacer fotos (o vídeo, porque los objetivos manuales también son muy apreciados en vídeo)

 

Usar objetivos manuales antiguos en cámaras digitales

Foto: Conal Gallagher (CC BY 2.0). Canon FD 50mm 1.4 en una Fuji X-Pro1

 

Índice rápido de contenidos:

 

¿Por qué funciona tan bien la combinación de cámara sin espejo y objetivo antiguo?

En primer lugar por una cuestión de geometría: las cámaras sin espejo tienen una distancia de registro muy pequeña (también llamada distancia focal de brida -flange focal distance en inglés-, que es la distancia entre el sensor y la montura donde va encajado el objetivo). Esto hace que se puedan adaptar prácticamente todos los objetivos de cámaras analógicas que han existido a lo largo de la historia.

Para adaptar un objetivo diseñado para una distancia de registro más grande (que la de la cámara) sólo es necesario un adaptador que compense esa diferencia de distancias. El adaptador es pasivo, es un tubo hueco sin óptica, que tiene en un extremo una montura compatible con el objetivo y en el otro extremo una montura compatible con la cámara.

 

Adaptar objetivos antiguos. Distancia de registro

 

Adaptar un objetivo con una distancia de registro más corta (que la de la cámara) es mucho más complicado y normalmente es necesario usar un adaptador activo (con una lente intermedia) para conseguir que la cámara pueda enfocar a infinito.

Las cámaras réflex digitales tienen más problemas a la hora de adaptar, porque la distancia de registro es muy similar, y en algunos casos mayor, que la de los sistemas analógicos. Por ejemplo las réflex Nikon tienen una de las distancias de registro más largas y es muy complicado usar objetivos que no sean nativos del sistema Nikon.

Adaptar objetivos antiguos. Distancia de registro incompatible

Las réflex tienen distancias de registro grandes porque el sistema de espejo necesita un hueco para girar. Por ese motivo es un poco más complicado adaptar objetivos antiguos en las réflex digitales. El margen para el adaptador suele ser mínimo. También hay que tener cuidado porque en algunos objetivos antiguos el sistema de enfoque hace que los elementos ópticos retrocedan hacia el interior de la montura y pueden llegar a tocar el mecanismo del espejo (con consecuencias desagradables).

 

Otras características que vienen bien a la hora de usar objetivos manuales antiguos:

  • Las cámaras sin espejo suelen incluir ayudas visuales al enfoque como magnificación en tiempo real (lupa) y focus peaking, que funcionan tanto en la pantalla trasera de la cámara como en el visor electrónico (algunas cámaras réflex incluyen estas ayudas pero sólo en la pantalla trasera ya que el visor óptico no permite proyectar estas ayudas electrónicas).
  • Muchas cámaras sin espejo (también algunas réflex) incluyen estabilización de imagen en el cuerpo de la cámara con lo que pueden usar estabilización en todo tipo de objetivos no estabilizados, incluyendo los objetivos antiguos. Normalmente hay que indicar a la cámara de forma manual (a través del menú) la focal del objetivo, para que el sistema de estabilización pueda optimizar su funcionamiento, ya que no hay comunicación electrónica entre la cámara y el objetivo.

 

Características de las cámaras sin espejo que no casan tan bien con los objetivos antiguos:

  • Posiblemente la principal limitación o efecto no deseado es la descompensación por el tamaño y peso de los objetivos antiguos con respecto a las mirrorless más compactas, pensadas para ser ligeras y pequeñas. Los objetivos antiguos suelen ser pesados y voluminosos, y algunas combinaciones (por ejemplo de teleobjetivos en cámaras pequeñitas) hacen más complicado el uso y pueden llegar a forzar los límites de resistencia de la montura de la cámara, teniendo en cuenta además que el centro de masas del objetivo queda desplazado por el adaptador. Para determinadas combinaciones es obligatorio el uso de una abrazadera para sujetar el objetivo al trípode dejando la cámara libre de esfuerzo mecánico.

 

¿Qué objetivos / monturas se pueden usar?

En el caso de las cámaras sin espejo se pueden usar prácticamente todos los objetivos antiguos. Se pueden encontrar fácilmente adaptadores de casi todas las monturas. En el caso de cámaras réflex hay más limitaciones por lo que hemos comentado de las distancias de registro.

Cada montura define tanto el mecanismo de acople entre el objetivo y la cámara (rosca, bayoneta..) como la distancia de registro. Normalmente para una misma montura hay objetivos de varios fabricantes y marcas, y versiones y evoluciones de un mismo objetivo a lo largo del tiempo. El tipo de montura no tiene relación con la calidad óptica o las prestaciones de los objetivos. Sí puede dar idea de la fecha de fabricación del objetivo y de las tecnologías de esa época.

Monturas más conocidas:

Montura M42

Una de las monturas más usadas en cámaras analógicas fue la M42 / Praktica (rosca), conocida como rosca universal. Fue utilizada por muchos fabricantes, desde 1949 hasta finales del siglo XX, y se pueden encontrar muchos objetivos antiguos con esta montura.

Los objetivos con rosca M42 se pueden adaptar a algunas réflex actuales, como las Canon EOS.

Adaptadores M42 a micro 4/3 (ebay) | M42 a micro 4/3 (Amazon)

Adaptadores M42 a Sony E/NEX (ebay)M42 a Sony E/NEX (Amazon)

Adaptadores M42 a Fuji (ebay)M42 a Fuji (Amazon)

 

Montura Canon FD / FL

Otra montura muy popular fue la Canon FD (1971 a 1992). Y también puedes encontrar objetivos Canon FL (1964-1971) cuya montura es compatible con la Canon FD.

Canon alcanzó una gran cuota de mercado con sus cámaras durante esas décadas, tanto en la gama profesional como para consumo. Cuando Canon cambió su montura a EF EOS a comienzo de los 90′ todos los objetivos de montura FD dejaron de ser compatibles.

Estos objetivos no se pueden adaptar a las réflex actuales (Canon, Nikon), de forma que han estado como objetos de coleccionista o guardados en cajones / trasteros, sin valor alguno hasta la llegada de las cámaras sin espejo.

Se puede encontrar una buena variedad de objetivos con esta montura, en muchos casos objetivos de gran calidad, tanto de Canon como de terceras marcas.

Adaptadores FD a micro 4/3 (ebay)FD a micro 4/3 (Amazon)

Adaptadores FD a Sony E/NEX (ebay)FD a Sony E/NEX (Amazon)

Adaptadores FD a Fuji (ebay)FD a Fuji (Amazon)

 

Montura Minolta MD

Realmente la montura es Minolta SR, pero casi todo el mundo la conoce como MD por la gama MD Rokkor que lanzó Minolta a partir de 1977. Desde 1985 la montura pasó a ser Minolta A (que es la que utilizó posteriormente Sony para sus cámaras réflex digitales – Sony A-mount)

Los objetivos nativos de Minolta (con montura MD) son los Minolta Rokkor (SR, MC o MD), muy buenos objetivos en general. Y además hubo varias marcas que comercializaron objetivos con montura MD (Tokina, Vivitar…)

 

Adaptadores Minolta MD a micro 4/3 (ebay) | Minolta MD a micro 4/3 (Amazon)

Adaptadores Minolta MD a Sony E/NEX (ebay) | Minolta MD a Sony E/NEX (Amazon)

Adaptadores Minolta MD a Fuji (ebay) | Minolta MD a Fuji (Amazon)

 

Montura Konica AR

Esta montura fue creada por Konica en 1965 para su cámara Autoreflex y se comercializaron cámaras y objetivos de este sistema hasta 1988.

Posteriormente Konica se asoció con Minolta (Konika-Minolta Holding) y más tarde, en 2006, Sony adquirió sus divisiones de fotografía para crear su sistema Sony Alpha (A-mount).

Los objetivos nativos de Konica fueron los Konica Hexanon, que suelen ser objetivos de una calidad óptica extraordinaria, aunque un poco desconocidos debido a que esta montura no es compatible con las réflex.

Los adaptadores para Konica AR suelen aparecer con diferente nomenclatura: AR, KR, Konica… Por ejemplo en el caso de adaptadores a micro 4/3 podrían venir identificados como: AR-m4/3 | KR-m4/3 | Konica-m4/3

 

Adaptadores Konica a micro 4/3 (ebay) | Konica a micro 4/3 (Amazon)

Adaptadores Konica a Sony E/NEX (ebay) | Konica a Sony E/NEX (Amazon)

Adaptadores Konica a Fuji (ebay) | Konica a Fuji (Amazon)

 

Montura OM (Olympus)

Fue el sistema que introdujo Olympus para sus famosas cámaras OM desde 1972 hasta 2002. Es una montura con una gran diámetro que le permitió construir objetivos muy luminosos de gran calidad óptica.

Los objetivos nativos del sistema Olympus son los Zuiko.

Se pueden encontrar muchos objetivos Zuiko con montura OM con una gran relación calidad precio.

 

Adaptadores Olympus OM a micro 4/3 (ebay) | OM a micro 4/3 (Amazon)

Adaptadores Olympus OM a Sony E/NEX (ebay) | OM a Sony E/NEX (Amazon)

Adaptadores Olympus OM a Fuji (ebay) | OM a Fuji (Amazon)

 

Montura Pentax K (PK – P/K)

Fue introducida por Pentax en 1975 y la sigue utilizando en sus cámaras réflex digitales aunque ha ido evolucionando con diferentes versiones a lo largo del tiempo. Muchos objetivos del sistema siguen siendo compatibles con las cámaras actuales de Pentax.

Se pueden encontrar muchos objetivos manuales (de cámaras analógicas) con montura PK. Una buena fuente de información sobre objetivos y su valoración la puedes encontrar aquí, en el apartado Film Era Pentax K-mount Lenses.

 

Adaptadores Pentax K (PK)  a micro 4/3 (ebay) | PK a micro 4/3 (Amazon)

Adaptadores Pentax K (PK) a Sony E/NEX (ebay) | PK a Sony E/NEX (Amazon)

Adaptadores Pentax K (PK) a Fuji (ebay) | PK a Fuji (Amazon)

 

Montura Nikon F

Como sucede con Pentax, Nikon ha venido utilizando la misma montura (F-mount) desde 1959, lógicamente con una evolución tecnológica, pero intentando mantener la compatibilidad de todos sus objetivos.

La primera generación de objetivos F-mount se conoce como objetivos A (Auto Nikkor) aunque también como objetivos F, Pre-AI, Non-AI, NAI. Esta gama de objetivos se fabricó hasta 1977. Estos objetivos no suelen ser compatibles con las réflex Nikon digitales y pueden llegar a dañarlas. Por lo tanto son buenos candidatos para encontrarlos en el mercado de segunda mano a precios muy competitivos.

A partir de 1977 Nikon introdujo una variación de su montura, con los objetivos AI (información electrónica de la posición del diafragma) y posteriormente en 1981 los objetivos AI-S (control del diafragma desde la cámara). Muchas de las cámaras Nikon digitales pueden usar sin problemas los objetivos AI / AI-S en modo manual.

Todos los objetivos Nikkor (o de terceras marcas en montura F) se pueden utilizar en cámaras mirrorless con el correspondiente adaptador.

Ten en cuenta que los objetivos para Nikon más modernos, de tipo G, no incluyen anillo de apertura (el control del diafragma sólo se puede hacer desde la cámara). Para usar este tipo de objetivos es necesario un adaptador que incluye un anillo de control de diafragma (que permite normalmente una apertura continua, no por pasos).

 

Adaptadores para objetivos Nikon (si tu objetivo es de tipo G tienes que elegir un adaptador con anillo de diafragma, normalmente vienen con un anillo con la indicación ‘lock-open’, ‘on-off’ o con una escala de valores, y en el título suelen indicar Nikon G). En caso de duda puedes elegir un adaptador con anillo (aunque son un poco más caros) que te servirá para todos los objetivos Nikon (F, AI, AI-S, AF..)

Nikon a micro 4/3 (ebay) | Nikon a micro 4/3 (Amazon)

Nikon a Sony E/NEX (ebay) | Nikon a Sony E/NEX (Amazon)

Nikon a Fuji (ebay) | Nikon a Fuji (Amazon)

 

 

Montura Praktica B (PB)

La montura Praktica B fue creada por Pentacon (Alemania del Este) en 1978 para su cámara B200, una de las cámaras más avanzadas hasta esa fecha.

Los objetivos para el sistema Praktica B se suelen denominar Prakticar, y fueron desarrollados por fabricantes como Zeiss (Carl Zeiss Jena Prakticar), Pentacon (Pentacon Prakticar) y Sigma, entre otros.

 

Adaptadores Praktica B (PB) a micro 4/3 (ebay) | PB a micro 4/3 (Amazon)

Adaptadores Praktica B (PB) a Sony E/NEX (ebay) | PB a Sony E/NEX (Amazon)

Adaptadores Praktica B (PB) a Fuji (ebay) | PB a Fuji (Amazon)

 

Montura M39 (Rosca Leica)

La montura de rosca de 39mm, conocida como LSM (Leica screw mount), LTM (Leica thread mount) o simplemente como M39, fue introducida por Leica en sus cámaras  a partir de 1930. Es una rosca no métrica (el paso de rosca está basado en pulgadas)

Se pueden encontrar bastantes objetivos antiguos con montura M39, sobre todo objetivos de la antigua Unión Soviética: Industar, Jupiter, Helios… que se pueden conseguir por muy buen precio y ofrecen una calidad óptica bastante buena. Los propios objetivos Leica / Leitz, aparte de su calidad óptica, son prácticamente artículos de coleccionista y su precio suele ser muy elevado.

La montura M39 tiene una distancia de registro más corta, en comparación con otras monturas. Para las cámaras mirrorless no hay problema excepto con algún modelo de objetivo en el que la lente trasera retrocede hacia el interior del cuerpo de la cámara durante el proceso de enfoque (por ejemplo los Jupiter 12 de 35mm). Con este tipo de objetivo y montura hay que tener cuidado y dependerá del modelo concreto de cámara. El objetivo no llega al sensor, pero sí puede chocar con otros elementos del interior de la cámara (el obturador por ejemplo) y podría dañarla. Son muy pocos los objetivos que tienen este comportamiento y además el problema es sólo con algunos modelos de cámara, pero es simplemente para que lo tengas en cuenta.

 

Adaptadores M39 a micro 4/3 (ebay) | M39 a micro 4/3 (Amazon)

Adaptadores M39 a Sony E/NEX (ebay) | M39 a Sony E/NEX (Amazon)

Adaptadores M39 a Fuji (ebay) | M39 a Fuji (Amazon)

 

Sobre objetivos, fabricantes, marcas, calidad y precios

Cada modelo de objetivo, por no decir cada objetivo, tiene su propia historia y muchas veces es apasionante. Es otro de los aspectos interesantes de usar / coleccionar objetivos antiguos.

Muchas veces la calidad de un objetivo es real e incuestionable (comparando por ejemplo con otros objetivos de su misma gama o del mismo tipo), otras veces hay elementos subjetivos que hacen que un objetivo se valore más o menos en el mercado.

Simplemente a modo de resumen:

  • En el mundo de los objetivos intervienen diseñadores (especialistas en óptica), fabricantes y marcas
  • En muchos casos una misma fórmula óptica (geometría y grupos de lentes) servía de base a diferentes fabricantes de objetivos. Todos esos objetivos compartían un rendimiento óptico similar y las pequeñas diferencias podían estar en los procesos de fabricación, calidad de materiales, recubrimientos, etc.
  • Con el boom de la fotografía en la segunda mitad del siglo XX surgieron muchas marcas comerciales de cámaras, que en muchos casos delegaban la fabricación de los objetivos a terceros (fabricantes de objetivos). Es bastante habitual que diferentes versiones de un objetivo fueran desarrolladas por diferentes fabricantes de ópticas. Con lo que podemos encontrar que un objetivo de una determinada marca y modelo puede tener características ópticas bastante diferentes (o ligeramente diferentes) en función del número de serie.
  • Dentro de una misma marca y fabricante, cada modelo suele tener una evolución a lo largo del tiempo, diferentes versiones, cada una con unas determinadas características ópticas.
  • Como sucede en la actualidad, hay objetivos nativos de un determinado sistema (montura) y objetivos fabricados por terceras partes, con su propia marca, para esa montura.
  • Cada objetivo, al salir de fábrica, puede tener un comportamiento y rendimiento ligeramente diferente. Sobre todo los objetivos más antiguos, debido a los procesos de fabricación, márgenes de tolerancia y control de calidad que establecía cada fabricante. Por ejemplo se dice que los objetivos soviéticos fabricados en las primeras semanas del mes seguían unos criterios de calidad muy estrictos, pero a medida que llegaba final de mes y había que cumplir con los cupos de producción se relajaba el control de calidad.
  • Luego cada objetivo concreto ha tenido una vida, un determinado propietario o propietarios… Han estado guardados probablemente en un cajón o en un trastero durante mucho tiempo…
  • Y finalmente está el criterio subjetivo de cada usuario a la hora de valorar la calidad de un objetivo, qué le aporta (cómo te hace sentir al usar ese objetivo) y en qué situaciones suele utilizarlo.

 

Como ves, es un poco complicado saber exactamente con qué nos vamos a encontrar cuando compramos objetivos manuales antiguos. Hay bastante información (sobre todo en inglés) sobre cada modelo, sus versiones, quién lo fabricó, qué pros y contras tiene cada una de esas versiones.

Sin embargo, para comenzar en este mundo no hace falta ser un experto en óptica ni en historia de la fotografía. Hay muchos modelos que son perfectamente conocidos y que ofrecen una calidad buenísima. Luego más adelante, si te interesa la parte de coleccionismo o vas a buscar objetivos de gama alta sí es recomendable investigar un poco para invertir bien.

El precio de venta / compra de los objetivos antiguos en el mercado de segunda mano suele estar bastante ajustado (es decir, el precio varía según la oferta y demanda de cada modelo en un determinado momento). En muchos casos la relación calidad precio es increíblemente buena con respecto a los objetivos modernos (teniendo en cuenta las limitaciones de tener que usarlos en modo manual, etc. etc.). En el margen de 20 a 100 euros se pueden encontrar auténticas maravillas.

También hay modelos, marcas, fabricantes que están quizás sobrevalorados en cuanto a prestaciones y precio. Ten en cuenta que aparte de la calidad óptica hay muchos otros criterios que pueden hacer un objetivo más atractivo para los compradores (y por tanto más caro): cuestiones históricas, coleccionismo, modelos raros de tiradas pequeñas, modelos que tienen una característica única (bokeh monster, etc..)

Más abajo veremos una especie de guía de compra genérica si estás comenzando o quieres tener una referencia para comprar tus primeros objetivos manuales antiguos.

 

¿Son los objetivos antiguos mejores que los objetivos modernos?

Si nos referimos a la calidad óptica y a la facilidad de uso: no. En general los objetivos modernos ofrecen mejor calidad óptica y además incluyen normalmente el sistema de enfoque automático, control de apertura desde la cámara, sistema de estabilización de imagen, etc.

Algunas diferencias entre los objetivos antiguos y los actuales (generalizando mucho):

  • Los objetivos antiguos estaban optimizados para la resolución habitual de la película fotográfica, menor que la resolución de los sensores electrónicos actuales
  • El diseño de los grupos de lentes y de la geometría óptica del objetivo se realiza en la actualidad con ayuda de simuladores y sistemas informáticos muy avanzados, que permiten optimizar el rendimiento óptico y corregir más aberraciones geométricas y cromáticas
  • Los recubrimientos de las lentes que permiten corregir reflejos y destellos (lens flares) han ido evolucionando y mejorando con el tiempo
  • Los cementos utilizados por algunos objetivos antiguos para fijar las lentes al armazón contienen sustancias que sirven de alimento a cierto tipo de hongos. Es más habitual encontrar hongos en objetivos antiguos que en objetivos modernos (aunque lógicamente depende de cómo se haya cuidado el objetivo, dónde ha estado guardado, etc.)
  • Los objetivos antiguos eran totalmente manuales: no tenían sistema de autoenfoque (los primeros objetivos y cámaras con sistema de enfoque automático empezaron a fabricarse alrededor de 1980). La apertura se controlaba de forma manual a través de un anillo. Tampoco tenían ningún sistema de estabilización óptica.
  • En los objetivos modernos suele predominar el plástico como material de construcción, aunque en las gamas profesionales se sigue utilizando metal. En general los objetivos antiguos son más robustos, y también más pesados, que los objetivos actuales.

 

Conclusiones:

Si necesitas un objetivo para uso intensivo en fotografía, con precisión y rapidez en el enfoque (por ejemplo para cubrir eventos sociales, deportes…) o vas a necesitar imprimir en gran formato, los objetivos modernos de tu sistema te van a ofrecer mejores resultados y un uso más sencillo, rápido y eficiente.

Los objetivos antiguos te van a ofrecer en general una muy buena calidad de imagen y una experiencia de uso totalmente diferente, para un tipo de fotografía un poco más pausada. En la mayoría de los casos la relación calidad precio es increíble.

Para vídeo la cosa es un poco diferente, porque algunas de las características de los objetivos antiguos (enfoque manual, control manual del diafragma) se adaptan muy bien a la forma de trabajo en vídeo. También la resolución en vídeo es mucho menor que en fotografía. Además muchos objetivos antiguos tienen su propio ‘carácter’ (imperfecciones o características que le dan a la imagen un aspecto único) que ayuda a dar un toque cinematográfico a las producciones de vídeo.

 

Guía rápida de compra de objetivos de segunda mano

¿Dónde conseguir objetivos antiguos?

Primero, a través de tu familia. Es posible que algún familiar tuyo tenga guardada en algún cajón su vieja cámara analógica, y puede que te lleves una sorpresa con el objetivo o los objetivos que tenía.

En mercadillos de antigüedades también puedes encontrar cámaras antiguas y objetivos.

Sin embargo, hoy en día lo más cómodo es a través de internet. En ebay hay una oferta enorme de objetivos antiguos.

Cuestiones a tener en cuenta:

Primero, el objetivo tiene que estar en buen estado de funcionamiento. Puede tener señales de uso lógicamente, pero es importante que el vendedor asegure:

  • que no tiene roces / rayones en las lentes (scratches)
  • que no tiene hongos (fungus) Los hongos suelen aparecer como pequeñas telarañas en la superficie interior de las lentes. Los hongos atacan los recubrimientos de las lentes y la propia superficie del cristal. Es difícil eliminarlos una vez que han aparecido. Salvo casos muy extraordinarios, no vale la pena comprar un objetivo que tiene presencia de hongos
  • que las lentes no tienen niebla o neblina (haze). Este defecto sólo se puede ver normalmente mirando el objetivo al trasluz mientras se mueve la fuente de luz (p.e. una linterna), para ver si la luz llega homogénea de todas las zonas de las lentes. La neblina se produce normalmente por la evaporación lenta (años y años) de los lubricantes de las parte móviles que luego se condensa en la cara interna de las lentes
  • que el diafragma abre y cierra suavemente y que las palas no tienen aceite. Si por algún motivo el lubricante llega a las palas del diafragma, con el tiempo se atascarán y dejarán de funcionar correctamente. Se pueden limpiar desarmando el objetivo, pero es un proceso delicado
  • que el mecanismo de enfoque funciona correctamente y de forma suave (focus fluid and smooth).
  • que no tiene polvo en el interior (dust particles), aunque para objetivos antiguos es casi imposible que no tengan algunas motas de polvo

 

El vendedor nos tiene que dar confianza. Cuantas más fotos incluya del objetivo mejor, sobre todo que aparezca la lente frontal y la lente trasera para verlas al trasluz.

Si el objetivo tiene alguna señal de golpes (abolladuras, etc.) es preferible no comprarlo, ya que aunque ese golpe no haya roto nada en el interior ha podido afectar a la colocación exacta de las lentes, dejar tocado algún mecanismo, etc.

Para un determinado modelo de objetivo puedes ver los precios orientativos a los que se está vendiendo (tanto la venta directa como el precio final en subastas). Si alguien ofrece un objetivo a un precio mucho más bajo que el de mercado puede que haya algo que no esté del todo bien.

Si tienes mucho tiempo y paciencia céntrate en las subastas de ebay. Se pueden conseguir algunos ‘chollos’, aunque la verdad es que no es fácil. Normalmente hay bastante gente siguiendo las subastas y en el último momento el precio sube hasta alcanzar el precio normal de mercado para ese modelo.

Si no tienes paciencia o no quieres perder tanto tiempo (tu tiempo tiene un valor económico, valóralo) entonces ve a la compra directa (opción Comprar Ahora), preferiblemente a través de los llamados supersellers o un ‘vendedor excelente‘. Al final verás que no hay mucha diferencia entre los precios finales de las subastas y los precios de compra directa. Hay también vendedores especializados en artículos de fotografía antigua, que suelen ser bastante respetados, quizás los precios no sean los más bajos, pero vale la pena sobre todo si se trata de objetivos un poco más caros.

Si compras desde España, ten en cuenta que por ejemplo los productos que vengan de Estados Unidos o Japón (por poner algún ejemplo) tienen muchas probabilidades de quedar retenidos en la aduana y tendrás que pagar los aranceles correspondientes. Los que vienen de China o Hong Kong no suelen quedar retenidos pero los tiempos de envío suelen ser de varias semanas.

Hay muchos vendedores de Reino Unido y Alemania. Los pedidos suelen llegar rápido y los costes son razonables.

Intenta evitar el envío a través de International Priority Shipping. Es un sistema que funciona muy mal para envíos a España y suelen tardar muchísimo los paquetes.

En los antiguos países soviéticos (Rusia, Ucrania, etc.) se pueden conseguir muchísimos objetivos de buena calidad a buen precio: Helios, Jupiter…

Verifica que el vendedor tenga una muy buena puntuación (por encima del 99% a ser posible). Tienes la protección de ebay, pero mejor evitar problemas en la medida de lo posible, no sólo por el dinero, sino por el tiempo que puedes perder si tienes que abrir disputas, etc.

 

Algunos objetivos manuales recomendados

50mm, la apuesta segura

Si vas a probar la experiencia de usar objetivos antiguos por primera vez, puedes comenzar en el rango de 50mm f/1.8. En una cámara APS-C o micro 4/3 va a funcionar como un tele corto perfecto para retrato por ejemplo. Prácticamente todos los modelos suelen dar una buenísima nitidez y vas a conseguir poca profundidad de campo (fondos desenfocados con un bonito bokeh). Son objetivos relativamente pequeños que quedan muy bien en todas las mirrorless.

Si quieres ir a lo seguro, algunos modelos con muy buena relación calidad precio (los precios son simplemente orientativos para dar una idea)

Canon FD 50mm f/1.8 (20-40 euros + envío)

Olympus Zuiko Auto-s 50mm f/1.8 (30-50 euros + envío)

Minolta MD Rokkor 50mm f/2 (30-50 euros + envío)

Konica Hexanon 50mm f/1.7 (40-60 euros + envío)

Helios 44 – 58mm f/2 (20-40 euros + envío dependiendo de la versión. El 44-2 se suele buscar por el bonito desenfoque que produce su diafragma de 8 palas. Los 44M suelen tener más resolución óptica y mejor respuesta a los reflejos)

Jupiter 8 – 50mm f/2 (30-50 euros + envío)

 

La mayoría de modelos antiguos de 50-55mm / f1.7-1.8-2.0 ofrecen una muy buena calidad óptica. Si encuentras una buena oferta y el objetivo está en buenas condiciones ve a por él. Es raro encontrar un modelo de esta focal que se considere malo.

 

Por un poco más puedes conseguir un 50mm f/1.4  (un objetivo moderno con esta apertura puede costar unos 300-400 euros). Estos modelos son objetivos nítidos, sobre todo cerrando el diafragma 1 paso. Y ese plus de luminosidad te puede dar más margen en situaciones de poca luz o para conseguir desenfoques del fondo espectaculares.

Canon FD 50mm f/1.4 (60-90 euros + envío)

Olympus Zuiko OM 50mm f/1.4 (60-100 euros + envío)

Pentax Takumar SMC 50mm f/1.4 (70-100 euros + envío)

Minolta Rokkor 50mm f/1.4 (70-100 euros + envío)

 

Pon un 135mm en tu vida

Los objetivos de 135mm fueron muy populares con las cámaras de película: eran un buen complemento del 50mm que venía con la cámara, un buen objetivo para retrato y como tele medio (en cámaras de película de 35mm / lo que sería ahora Full Frame). Para esa focal se podía construir un objetivo luminoso y compacto. Se suele decir que no hay ‘135’ malo, en general son objetivos muy muy buenos.

Por algún motivo dejaron de ser populares y es una focal que no es tan frecuente en objetivos modernos. Quizás la aparición de zooms de calidad como los 70-200mm desplazaron a los 135. Es una focal que en cámaras no Full Frame se queda un poco larga para retrato (200mm equivalentes en APS-C / 270mm equivalentes en micro 4/3) pero la verdad es que son una delicia usarlos y la calidad que dan es impresionante. Además imagina los desenfoques de fondo que se pueden conseguir con esa focal y una apertura de f/2.5-2.8, que es habitual en estos objetivos.

Se pueden conseguir por un precio muy bueno, y cualquiera de las marcas / modelos te van a ofrecer una calidad más que aceptable.

Pentacon Auto 135mm f/2.8 (a partir de 30 euros + envío)

Vivitar 135mm f/2.8 (a partir de 30 euros + envío)

Canon FD 135mm f/2.8 (a partir de 30 euros + envío, el precio es bastante variable, además ten en cuenta que muchos vendedores incluyen ‘Canon FD’ en el título refiriéndose a la montura, fíjate en las fotos que el objetivo sea realmente Canon, aunque como hemos comentado prácticamente todos los 135mm, si están en buen estado, ofrecen una calidad óptica muy buena)

Carl Zeiss Jena 135mm f/3.5  (50-100 euros + envío)

Konica Hexanon 135mm f3.5 (50-100 euros + envío)

Minolta MD 135mm f2.8 (a partir de 40 euros + envío). Hay varias versiones o evoluciones de este objetivo: SR – MC (I – II – X) – MD (I – II – III). Quizás las más valoradas sean las MD. Puedes mirar aquí las fotos y características de las diferentes versiones (textos en alemán pero puedes ver a qué versión corresponde tu Minolta 135mm)

 

Angulares – 28mm

Se pueden conseguir buenos objetivos de 28mm f/2.8. En una cámara con sensor APS-C ofrecen un ángulo de visión equivalente a un 40mm aproximadamente y en una micro 4/3 sería equivalente a un 56mm. Es una buena focal para llevarla siempre puesta.

Canon FD 28mm f/2.8 (a partir de 40 euros + envío). Revisa en las fotos de los productos si se trata de un objetivo Canon, ya que en muchos títulos aparecerá ‘Canon FD’ refiriéndose a la montura.

Sigma Mini Wide II 28mm f/2.8 (a partir de 40 euros + envío)

Minolta MD Rokkor 28mm f/2.8 (a partir de 50 euros + envío)

Kiron 28mm f/2.8 (a partir de 50 euros + envío). La versión más luminosa, el Kiron 28mm f/2 está muy bien valorado, por lo general es más caro que el f/2.8, pero si lo encuentras a buen precio sería una buena compra.

Carl Zeiss Jena 28mm f/2.8 (a partir de 40 euros + envío). Ten en cuenta que la marca Carl Zeiss Jena no es lo mismo que Carl Zeiss (Contax/Zeiss). Tras la Segunda Guerra Mundial, en el bloque soviético se fabricaron objetivos en las antiguas instalaciones de Carl Zeiss en la ciudad de Jena, normalmente para las cámaras Praktica, y se comercializaron con el nombre de Carl Zeiss Jena. Mientras que en la Alemania occidental operaba Carl Zeiss (Oberkochen) fabricando sus objetivos para las cámaras Contax. Los objetivos Carl Zeiss Jena tienen en general una calidad óptica bastante buena, pero los criterios de control de calidad y fabricación eran más bajos que los de Zeiss/Contax.

 

Para esta focal, por encima de 90-100 euros creo que ya no sería una buena compra si lo que queremos es una buena relación calidad precio con respecto a los objetivos modernos del sistema. Porque por ejemplo Sigma ofrece un 30mm f/2.8 de su serie ART por unos 150-180 euros nuevo. Un objetivo que va a ofrecer un muy buen rendimiento en una cámara digital, con enfoque automático, etc.

Por supuesto hay objetivos muy buenos, como el Carl Zeiss Distagon 28mm f/2.8 muy valorado por su calidad óptica (por encima de los 250 euros + envío). Creo que además de la calidad óptica, en este tipo de objetivos se valoran otros criterios más subjetivos (se paga el aura que rodea a la marca Carl Zeiss y posiblemente están un poco sobrevalorados). Pero si te puedes permitir ese capricho vas a disfrutarlo seguro.