Olympus OM-D E-M10 mark III (3) – Características, opiniones y precios

Tercera generación de esta fantástica cámara de Olympus: pequeña, ligera, gran calidad de imagen y prestaciones, muy buena relación calidad precio… ¿qué más se puede pedir?

Las OM-D E-M10 son cámaras de objetivos intercambiables, del sistema Micro 4/3. Tienen un diseño externo basado en las cámaras Olympus OM de película, que comenzaron a comercializarse a partir de 1972.

Ésta es la tercera generación (mark III) con alguna mejora con respecto a la segunda generación, básicamente la principal diferencia, o la más visible, es que la  E-M10 mark III incluye grabación de vídeo en 4K.

 

Olympus E-M10 - Cámara EVIL Sin espejo

 

Las prestaciones de la E-M10 mark III en cuanto a calidad de imagen son prácticamente idénticas a las de la E-M10 mark II ya que montan el mismo sensor, aunque esta tercera generación incorpora un nuevo procesador, el TruePic VIII, el mismo que utiliza la E-M1 mark II (un poco más abajo comentamos más sobre el nuevo procesador).

 

Características básicas de la Olympus OM-D E-M10 II

Sensor:
CMOS Cuatro Tercios (17.3 x 13.8 mm)
16 megapixels
ISO mínima: 100
ISO máxima: 25.600

Visor integrado:
Sí. Visor electrónico de 2.3 megapixel (OLED)

Pantalla LCD:
Tamaño: 3 pulgadas
Abatible. Se puede inclinar en vertical 90º hacia abajo y 45º hacia arriba
Pantalla táctil

Sistema de enfoque automático AF:
Sistema de enfoque por detección de contraste con 121 zonas para conseguir enfoque rápido y preciso.

Disparo continuo:
8.6 fps (8.6 fotos por segundo)

Batería:
330 disparos

Vídeo:
4K / 30p (con un bitrate de unos 100Mbps)
Full HD 1080/60p
Pantalla articulada: Sí – abatible verticalmente 90º / 45º
Conector para micrófono externo: No

Otras características:
Estabilizador de imagen de 5 ejes integrado en el cuerpo
Conexión Wi-Fi
Incluye modo timelapse

 

La serie OM-D  (D de digital) de Olympus son cámaras muy completas, con visor electrónico, pantalla articulada y táctil, etc. Estarían en la gama media alta de las cámaras sin espejo micro 4/3 de Olympus. Su diseño está basado en las antiguas Olympus OM. Para este formato OM-D hay tres gamas diferenciadas:

  • E-M10. Es la gama media o de entrada. Son cámaras muy pequeñas y ligeras, perfectas para llevarlas siempre encima, para viajes, etc.
  • E-M5. Es la gama media avanzada / semiprofesional. Son cámaras que incluyen ya prestaciones y características más orientadas al uso profesional, como el cuerpo sellado o una pantalla totalmente articulada (E-M5 mark II)
  • E-M1. Es la gama profesional. Son cámaras orientadas a uso profesional, e incluyen la tecnología más avanzada de Olympus.

 

La E-M10 mark III es la tercera generación de la gama E-M10.

 

Olympus OM-D E-M10 mark II vs Olympus OM-D E-M10 mark III

 

  • Grabación en 4K. La principal diferencia entre estos dos modelos está en el nuevo modo de grabación de vídeo de la E-M10 mark III: 4K a 30 fps
  • La E-M10 mark III incorpora el procesador más avanzado de Olympus (TruePic VIII, con respecto al TruePic VII de la E-M10 mark II). El nuevo procesador es necesario para grabar y comprimir la señal de 4K, pero también se utiliza para mejorar otros aspectos de la cámara: la velocidad de disparo en ráfaga, la capacidad del sistema de enfoque o el procesamiento del ruido en condiciones de poca luz.
  • El sistema de enfoque de la E-M10 mark III ha mejorado con respecto a su sucesora, esta versión tiene 121 zonas de enfoque (con respecto a las 81 zonas de la E-M10 mark II). También la precisión y rapidez de enfoque han mejorado en la mark III gracias al nuevo procesador, aunque en el día a día es complicado notar esas diferencias.
  • La E-M10 mark III es en general un pelín más grande, sobre todo se nota en la parte del agarre (grip) que sobresale más y mejora la sujeción de la mano.

Olympus E-M10 - Cámara EVIL Sin espejo

  • Las versiones anteriores de la E-M10 tenían un conector USB específico de Olympus, por lo tanto necesitaban el cable de Olympus para conectar a otro equipo. La E-M10 mark III tiene ahora un conector estándar micro USB 2.0 que permite conectar la cámara mediante cualquier cable micro USB.
  • La botonera de la E-M10 mark III es muy similar a la de la generación anterior, aunque en esta versión hay menos posibilidades de configuración de los botones y diales principales (la verdad es que esos controles tienen una función muy definida y no tenía mucho sentido poder cambiar su función mediante configuración). Sigue teniendo 2 botones de función, configurables desde el menú.
  • El menú de la E-M10 mark III se ha simplificado con respecto a las versiones anteriores y se han quitado elementos de configuración que raramente son utilizados. La idea de Olympus es hacer esta cámara más intuitiva para usuarios que comienzan a usar este tipo de cámaras más avanzadas.
  • La E-M10 mark III incluye un nuevo modo, AP (Advanced Photo), que agrupa las funciones extra de la cámara: Live Composite, Live Time, HDR, Panorama, etc.

 

Pantalla trasera, visor y controles - Olympus E-M10

 

E-M10 vs E-M10 mark II vs E-M10 mark III, ¿cuál comprar?

 

 

 

Olympus E-M10 - Cámara EVIL Sin espejo

 

Olympus E-M10 mark III vs cámaras réflex de gama media

En general, la serie E-M10 de Olympus se correspondería en cuanto a prestaciones con una réflex de gama media.

Quizás en esta tercera generación podría haber habido una renovación del sensor, que es prácticamente el mismo que utilizaba la E-M10 de primera generación. En ese sentido, hay características en las que la E-M10 mark III puede estar un pelín por debajo de cámaras con sensores más modernos  y tecnológicamente más avanzados, por ejemplo de Nikon o de Sony, básicamente en el rendimiento a ISOs altos y en el rango dinámico.

Sin embargo, para el 99% de situaciones que pueda encontrar un fotógrafo aficionado o aficionado avanzado, las E-M10 ofrecen una calidad de imagen indistinguible de la que puedan proporcionar una réflex de gama media. Se puede notar por ejemplo algo más de ruido en situaciones críticas en escenas con mucho contraste entre sombras y luces.

La resolución del sensor es de 16Mpx, con respecto a los 20/25Mpx que montan otras cámaras fuera del sistema Micro 4/3. A efectos prácticos, a la hora de imprimir en formatos normales, hay poca diferencia entre esas resoluciones.

El sensor micro 4/3 de la E-M10 mark II es un poco más pequeño que los sensores APS-C que montan las réflex de gama media y otras sin espejo como las Sony o las Fuji. En ese sentido las cámaras APS-C tienen una pequeña ventaja en situaciones de menos luz (tienen más superficie y por tanto captan más luz por unidad de tiempo). Sin embargo, a partir de un cierto tamaño de sensor las diferencias tecnológicas en la evolución de sensores suele ser un factor más importante que la diferencia de tamaño.

Una de las características más impresionantes de la E-M10 (tanto la mark II como la mark III) es el estabilizador de 5 ejes integrado que opera sobre el sensor de la cámara. Los estabilizadores de 5 ejes de Olympus son con casi toda seguridad los más avanzados del mercado y permiten disparar a mano alzada con tiempos de obturación del orden del segundo.

También el estabilizador es impresionante en grabación de vídeo a mano alzada. En este sentido superan a cualquier réflex o mirrorless actuales, aunque hay que decir que las E-M10 no son cámaras orientadas especialmente a grabación de vídeo.

La batería de las E-M10 duraría aproximadamente la mitad de lo que lo haría una batería de una réflex. Esto es lógico ya que en las cámaras sin espejo pequeñas el tamaño físico de las baterías es bastante menor, y además hacen más uso de la electrónica (siempre están activos el visor electrónico o la pantalla trasera)

El punto fuerte de las cámaras micro 4/3 y en concreto de la serie E-M10 es la excelente relación entre calidad de imagen, tamaño y peso. Es decir, puedes llevar una cámara siempre encima, en el bolsillo de un abrigo o en un bolso pequeño, con un par de objetivos adicionales, y te va a ofrecer unas fotos o vídeos de calidad similar a cualquier réflex de estas gamas.

 

 

Compraría esta cámara por:

  • Por su pequeño tamaño y peso que me permite llevarla siempre encima, a viajes, etc. incluso con un equipo adicional muy completo (objetivos, baterías auxiliares, cargador, etc.) en un bolso muy pequeño, impensable en otros sistemas fuera de micro 4/3.
  • Por la calidad de imagen. El sensor de esta Olympus ofrece imágenes de gran calidad que pueden competir con cualquier réflex APS-C en las mismas condiciones. Sólo cuando tenemos que aumentar mucho el ISO se va a notar una pequeña diferencia en cuanto al ruido con respecto a cámaras de sensores más grandes (a igualdad tecnológica)
  • Su visor electrónico, muy nítido y muy agradable de usar
  • La pantalla es abatible, se puede inclinar para facilitar las fotos con la cámara muy baja o cuando se sitúa por encima de la cabeza.
  • La pantalla táctil permite gestionar fácilmente la configuración de la cámara y también es muy útil para pulsar directamente sobre la zona de la escena que queremos enfocar
  • Por la estética tan bonita de las E-M10 y todas las OM-D de Olympus en general
  • Para fotografía de larga exposición, por ejemplo fotografía noctura, las OM-D incluyen una función llamada Live Bulb, que permiten ver en la pantalla cómo se va generando la imagen en tiempo real, de forma que el fotógrafo puede detener la exposición cuando la imagen alcance el nivel deseado. Esta tecnología incluye funciones más avanzadas, que permiten por ejemplo combinar una exposición larga con una exposición corta en la misma fotografía, por ejemplo para fotografiar fuegos artificiales.
  • El catálogo de objetivos es muy extenso, ya que cuenta con los objetivos de Olympus, los de Panasonic y los de terceras marcas que fabrican para el sistema micro 4/3
  • El sistema Micro 4/3 permite usar mediante adaptadores casi cualquier objetivo de otras marcas y objetivos antiguos. El estabilizador de 5 ejes integrado en el cuerpo asegura buenos resultados y no necesita objetivos estabilizados.

Por poner alguna pega..

  • El sistema de enfoque es rápido, pero no llega al nivel de las E-M1 (enfoque por detección de fase) y otras cámaras con enfoque híbrido (detección de fase + detección de contraste en el sensor de imagen como las Sony) o con sensor independiente para detección de fase (réflex)
  • La duración de la batería. La duración de la batería es una de las desventajas de las cámaras sin espejo en general con respecto a las réflex
  • No incluye entrada de micrófono. Si queremos grabar vídeo de una forma más profesional necesitaremos grabadora externa
  • El menú se ha simplificado con respecto a versiones anteriores, ahora es más intuitivo y es más fácil llegar a un parámetro de configuración concreto. Pero por otra parte se han eliminado opciones de configuración que aparecían en las generaciones anteriores. Quizás hubiera sido mejor disponer de dos tipos de menú: simplificado + avanzado, y que cada usuario decidiera con cuál de ellos se siente más cómodo.

 

 

Precios de la Olympus OM-D E-M10 mark III

 

 

Información de las E-M10 de generaciones anteriores:

Olympus OM-D E-M10 (primera generación)

Olympus OM-D E-M10 mark II (segunda generación)

Otras cámaras de Olympus